Bajo el Puente

 Volver al Porfolio

Ir a la siguiente historia

Varias familias gitanas habían sido condenadas a vivir en la calle, bajo el puente de la autopista a su paso por Badalona, por no pagar el alquiler. Fui a ver a estas familias, les comenté que me gustaría hacer fotografías y convivir con ellos durante un tiempo, quería denunciarlo a través de la imagen, aunque no sabía cómo hacerlo llegar a la gente; lo que tenía claro es que había que estar ahí con ellos. Las primeras semanas apenas hice fotos, más bien me dediqué a observar y a conocerlos, llegaba el frío y los vecinos traían mantas, cocinas, sofás y todo tipo de cosas que hacen falta para poder dignificar la vida debajo de un puente. Poco a poco, aquello se iba pareciendo más a una casa. Los asistentes sociales llegaron para hacer preguntas sobre los niños que ahí se alojaban, la madre sufría porque estaba convencida de que se los iban a llevar, y entonces, cuando llevábamos ya varios meses visitándolos, nos dijo a César y a mi: «Vamos a escribir una carta a nuestra majestad el Rey, él nos ayudará».

Y así fue, le escribimos y se la enviamos junto a una foto que hice de sus dos hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *